Menu
Tomar una decisión tan relevante requiere información y planificación


Por SOC Asesores

Adquirir una vivienda es una de las decisiones más importantes en la vida de una persona. Por ello, dar este paso tan relevante implica considerar algunos puntos, sobre todo para planificar la decisión y asumir esta responsabilidad con la mayor certeza.

Uno de los elementos más destacados a considerar es tener muy presente que tomar un financiamiento para adquirir una casa es una responsabilidad que se adquiere a largo plazo. Este factor implica la necesidad de elaborar un plan financiero de largo alcance, en el que se contemple que la decisión representará destinar hasta el 30% de los ingresos mensuales por un periodo que puede ser de 20 años.

Realizar esta prospectiva de gasto sin duda es de una gran ayuda: permite a las familias realizar un análisis detallado sobre la capacidad de pago para los próximos años y de ser el caso, detectar las áreas en donde es posible ahorrar y destinarlo para la compra del hogar. Realizar este ejercicio evitará dolores de cabeza, al tener una proyección económica y tener, en medida de lo posible, control sobre futuros meses.

En este escenario es importante tomar en cuenta factores como la edad de quien adquiere el crédito y a partir de ahí poner en perspectiva cuántos años tardarán en pagar el crédito, sobre todo para contemplar los escenarios que podrían presentarse. Esto ultimo sobre todo para contemplar la situación laboral y la perspectiva de ingresos para los siguientes años.

Sumado a lo anterior, un factor base para tomar la decisión es la estabilidad laboral. Si bien los especialistas no mencionan una edad ideal, si hacen referencia de tomar el paso en relación a la etapa de vida.

Entre los elementos más importantes a considerar es el ahorro que se tenga. El ahorro representa un tema importante, sobre todo, porque se debe tener en cuenta que el crédito al que se desea acceder no lo cubre todo. Por un lado, el ahorro es fundamental para cubrir los gastos que se generan por la originación del crédito. Entre otras cosas, debes tener presente que al contratar un crédito se necesita liquidez para cubrir gastos como los derivados de los servicios notariales o el avalúo.

En este punto se inserta un elemento central: el enganche que solicitan los bancos. Algunos especialistas consideran que dar un enganche correspondiente al 20% del valor de la propiedad es lo ideal. Sin embargo, es importante decir que hoy en día las opciones hipotecarias de los bancos ofrecen flexibilidad al respecto.

No olvides que la información es el elemento central para concretar una decisión tan importante. Por ello, si estas en busca de un crédito para la compra de una vivienda, acude con un Asesor SOC. Al ser especialistas en temas de financiamiento a la vivienda, ten por seguro que te ayudarán a firmar la hipoteca que mejor responda a tu requerimientos y etapa de vida.

Compartir nota en mis redes sociales