Menu
Usar tu casa como garantía ofrece la oportunidad de obtener un crédito con excelentes condiciones.

Por SOC Asesores

Ser dueño de una vivienda no sólo representa tener un patrimonio que con el tiempo crecerá su valor, sino, además, es un apoyo que te respalda y te permite obtener recursos para salir de cualquier imprevisto o consolidar el proyecto/sueño que tienes en mente.

Es importante mencionar que si bien la garantía es hipotecaria, el uso de los recursos que obtienes es libre. Con ello, puedes utilizar el préstamo para pagar deudas, cubrir imprevistos, o echar a andar el proyecto que tanto has deseado; incluso, puedes concretar sueños, o tomar esas vacaciones que tanto has anhelado.

También, los productos de liquidez con garantía hipotecaria buscan dar tranquilidad a las familias ante eventos inesperados. Por ello, los créditos contemplan seguros de Vida o de Casa Habitación, para que tu familia y tú estén cubiertos.

Así que ya lo sabes, tu vivienda te respalda si necesitas dinero. Y si quieres conocer el producto que mejor se adapte a tus necesidades, acércate a SOC Asesores. Con su experiencia, te ayudarán a encontrar el esquema que te entienda a la perfección.

Compartir nota en mis redes sociales